Diucón

Conservación

Un homenaje a las aves migratorias de Chile

La contaminación lumínica es el lema central del Día Mundial de las Aves Migratorias, celebración que se festeja este 8 de octubre.

El 14 de mayo y el 8 de octubre se celebra el Día Mundial de las Aves Migratorias en 2022, fechas que buscan crear conciencia sobre la necesidad de conservar las aves migratorias y sus hábitats.

Esta celebración tiene un alcance mundial y es una herramienta muy eficaz para ayudar a sensibilizar a las personas sobre la existencia de amenazas a las que se enfrentan las aves migratorias, la importancia ecológica que estas tienen y la necesidad de cooperación internacional para conservarlas.

¿Por qué contaminación lumínica?

La luz artificial está en aumento a nivel mundial y afecta de manera negativa a muchas especies de aves, provocándoles desorientación cuando vuelan de noche, colisiones con edificios, e interfiere en su capacidad para emprender migraciones de larga distancia.

Las soluciones a la contaminación lumínica son fáciles de ejecutar, y este día el llamado es a atenuar las luces de los edificios durante las fases de migración, entre otras.

Aves migratorias en la región de Magallanes

En la región de Magallanes, se conoce el registro de al menos 217 especies de aves y muchas de ellas se encuentran en el Parque Bahía Esperanza. Algunas de ellas son:

Golondrina chilena: migra al norte al aproximarse el invierno, llegando hasta el centro de Bolivia, Paraguay, y el sudeste de Brasil.

Cisne de cuello negro: en Chile se ubica entre la región de Atacama y la región de Magallanes y la Antártica Chilena. En invierno migra al norte, siendo más abundante en Paraguay, sur boliviano y en Rio Grande do Sul, Santa Catarina y Paraná de Brasil.

Gaviota Cáhuil: entre la región de Arica y Parinacota y la región de Magallanes. En invierno, las poblaciones australes migran al norte, llegando a la costa del sudeste brasileño, al Paraguay, al norte de Chile, y ocasionalmente al litoral del Perú y a las islas Georgias del Sur y Sandwich del Sur.

Diucón: la población más sureña es completamente migratoria; la especie está presente a lo largo de la mayor parte de su zona durante todo el año, pero al norte solamente durante los inviernos australes, desde Coquimbo hasta el sur de Antofagasta en el norte de Chile.

Las aves migratorias cumplen un papel muy importante en el ecosistema. Entre sus principales funciones sobre la diversidad biológica se encuentran: la dispersión de semillas, el control de plagas en cultivos y la polinización de las plantas.

Te esperamos en Parque Bahía Esperanza para conocer a estas y otras aves que habitan en el lugar. Más información en www.parquebahiaesperanza.com